Transición Hídrica en el sector construcción

Portada » Construcción Sostenible » Transición Hídrica en el sector construcción

El ciclo del agua se ve afectado por el cambio climático y los hábitos de consumo insostenibles que amenazan nuestra sensación de seguridad, especialmente en las naciones industrializadas. Según las Naciones Unidas, si seguimos al ritmo actual, es probable que el calentamiento global llegue a 1,5 °C entre 2030 y 2052. Por lo tanto, dentro de las metas 2030 a nivel global, varias industrias se han comprometido en establecer una gestión sostenible del agua y el sector construcción es uno de ellos. 

Agua y Certificaciones de Sostenibilidad

Dentro del ámbito de la construcción, existen diversas herramientas destinadas a optimizar la reutilización de recursos, especialmente el agua, reducir costos y mitigar el impacto ambiental. Estos sistemas tienen como objetivo proporcionar una visión integral para la toma de decisiones a lo largo del ciclo de vida de los proyectos, promoviendo la sostenibilidad.

Estas son las certificaciones de sostenibilidad para la industria de la construcción: 

Gestión del Agua en Perú

 

El Sistema Nacional de Gestión de Recursos Hídricos (SNGRH) es una plataforma que reúne a todas las entidades gubernamentales y usuarios involucrados en la gestión del agua. El propósito del SNGRH es coordinar las acciones de sus miembros bajo la supervisión de la Autoridad Nacional del Agua.

Esto busca asegurar la implementación, supervisión y evaluación de la Política y Estrategia Nacional de Recursos Hídricos, así como del Plan Nacional de Recursos Hídricos.

Gestión del Agua en Chile

 

La escasez de agua se ha convertido en un tema central en el proceso de transformación que Chile está experimentando. Diversos factores, como los eventos sociales del 18 de octubre de 2019, la redacción de una nueva Constitución a través de una Convención Constitucional inclusiva, la descentralización con gobernadores regionales elegidos por la población y diálogos multisectoriales para generar propuestas colectivas, están abriendo oportunidades para avanzar hacia un futuro más sostenible y una mayor equidad en cuanto a la seguridad hídrica de las comunidades.

Chile está encaminado a forjar un futuro hídrico sólido a lo largo de los próximos 25 años, centrándose en 4 pilares esenciales:

  1. Gestión e Institucionalidad del Agua: Se establecerá una nueva institucionalidad descentralizada que coordinará la gestión integral del agua a través de una subsecretaría o, idealmente, una agencia nacional de agua y entidades de cuenca. Aunque es un proceso globalmente reconocido, en Chile será un camino complejo, implicando una planificación concertada entre sectores público, privado y comunidades locales. La nueva institucionalidad, tanto a nivel nacional como de cuencas, fortalecerá la coordinación con gobiernos regionales, municipios y usuarios de agua, potenciando sus capacidades y atribuciones para una mejor gestión local.
  2. Conservación y Protección de Ecosistemas Hídricos: Se intensificará la protección de fuentes de agua y caudales ecológicos, impulsando la restauración y reparación hidro-ecológica de ecosistemas deteriorados. Se implementarán Soluciones basadas en la Naturaleza (SbN) para revitalizar el ciclo del agua. Las políticas de ordenamiento territorial priorizarán la conservación de ecosistemas y el uso de suelos según su idoneidad. A corto plazo, se concentrarán esfuerzos en la restauración de ecosistemas acuáticos como riberas, ríos, humedales y glaciares. En áreas urbanas, se promoverán prácticas como la infiltración natural de agua, reforestación y pavimentos permeables.
  3. Eficiencia y Uso Estratégico del Recurso Hídrico: Se enfocará en garantizar el derecho humano al agua y caudales ecológicos, promoviendo la eficiencia hídrica y regulando el ahorro, uso y contaminación del agua. La tecnificación del riego, cultivos menos demandantes de agua y tecnologías emergentes reducirán el consumo de agua y suelo. Alcanzar un 70% de eficiencia en riego permitirá asegurar el abastecimiento de alimentos y caudales ecológicos, además de ahorrar considerablemente.
  4. Migración e Incorporación de Nuevas Fuentes de Agua: Se avanzará en sistemas de desalación y recarga artificial de acuíferos, desvinculando el uso de agua dulce de la producción. El reúso de aguas residuales tratadas recuperará agua actualmente vertida al mar, marcando un paso significativo en la brecha hídrica.

Estos pilares delinean un camino hacia un Chile más resiliente, sostenible y equitativo en términos de seguridad hídrica, frente a desafíos ambientales y sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si quieres recibir este ebook, ¡suscríbete!

Para Leaf, tu privacidad es fundamental. Por eso, utilizamos los datos que nos proporcionas para acercarte novedades e información relevante. Al descargar, muestras tu conformidad con ello. Puedes cancelar tu suscripción en cualquier momento.

Artículos Relacionados

Iluminado inteligente

La implementación de sistemas de gestión de servicios en entornos urbanos, como el alumbrado inteligente, que incorporan innovaciones tecnológicas, impacta en diversos aspectos, desde el

Leer Más »

Oportunidades de financiamiento para la construcción sostenible en América Latina