Beneficios y clasificación de los techos verdes

Portada » Uncategorized » Beneficios y clasificación de los techos verdes

En un entorno como el actual en el que cada vez hay menos espacios naturales, aprovechar los techos y paredes de los edificios para colocar vegetación es una excelente alternativa para mejorar el medio ambiente. Conoce los múltiples beneficios de un techo verde:

Beneficios ambientales

  • Reduce el efecto de isla de calor 
  • Aumento de la superficie forestal urbana
  • Mejora la calidad del aire
  • Aporta a la biodiversidad
  • Aminora los niveles de ruido
  • Disminuye la contaminación de las aguas pluviales
  • Reduce la escorrentía de agua, es decir, absorbe y retiene parte del agua de lluvia, disminuyendo la cantidad de agua que va hacia los sistemas de drenaje o alcantarillado, ayudando a prevenir desbordamientos.


Beneficios energéticos

  • Actúa como una capa extra de aislamiento térmico
  • Brinda un efecto de refrigeración debido a la evapotranspiración (sistema pasivo de refrigeración). 
  • En algunos casos puede eliminar la necesidad de utilizar sistemas activos de acondicionamiento de aire, contribuyendo a la eficiencia energética
  • Se puede incorporar paneles solares, mejorando el rendimiento energético
  • Protege el techo de la radiación ultravioleta y daños mecánicos, ampliando su vida útil


Beneficios estéticos 

  • Resulta más atractivo y beneficioso contar con áreas verdes para los ocupantes del edificio (biofilia)
  • Algunos techos verdes intensivos son utilizados como jardines y espacios de esparcimiento
  • Mejora estéticamente el panorama

Clasificación de los techos verdes: extensivos e intensivos

Los extensivos tienen una profundidad de sustrato aproximada de 5 cm, son adecuados para áreas extensas, son ligeros y fáciles de instalar, pueden incorporarse en casi cualquier edificio existente pues no representan una carga estructural excesiva, requieren un mantenimiento mínimo y para implementarlos se utilizan plantas autosuficientes. 

Suelen escogerse para cubiertas de techo ligeras, techos de difícil acceso, planos o inclinados. 

Entre este tipo de plantas se encuentra el musgo, sedum, hierbas, pasto, lirios, entre otros.

Por otro lado, los intensivos tienen una profundidad de sustrato mayor a 15 cm,  requieren un mantenimiento mayor y normalmente se planifican desde el diseño de un edificio debido a su alta carga estructural. Suelen escogerse para espacios de jardines naturales, cultivo de alimentos y recreación. 

Para este tipo de techo se puede incorporar todo tipo de plantas y arbustos e incluso árboles.

Asimismo, tanto en el techo verde extensivo como intensivo se debe incorporar una capa impermeabilizante para impedir que se filtre el agua que está contenida en el sustrato y una capa de barrera para impedir que las raíces de las plantas dañen la estructura del edificio.

 

Fuentes consultadas: Greenspec y UAEH (Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si quieres recibir este ebook, ¡suscríbete!

Para Leaf, tu privacidad es fundamental. Por eso, utilizamos los datos que nos proporcionas para acercarte novedades e información relevante. Al descargar, muestras tu conformidad con ello. Puedes cancelar tu suscripción en cualquier momento.

Artículos Relacionados

El entorno construido circular

A nivel mundial, nuestros sistemas lineales de extraer, fabricar y desechar nos tienen encaminados hacia una crisis ambiental, social y económica, debido al uso de

Leer Más »

Biofilia en la arquitectura

¿Qué es la Biofilia y la arquitectura biofílica? La biofilia es la necesidad inherente del ser humano de conectarse con la naturaleza, afectando su salud

Leer Más »

Oportunidades de financiamiento para la construcción sostenible en América Latina